Centro Ayurveda de Marcus de Oliveira, D.Ay. y Dulce Ma. Hernandez, D.Ay.
Boletin Digital de Actualizacion de Centro Ayurveda *Hacia la Salud Total*
Edición de mayo 2012
CARTA DE BIENVENIDA
Si eres médico general, te seguimos esperando...
ARTICULO PRINCIPAL
Alergias alimenticias: Trastorno silencioso, moderno, progresivo y mortal
ARTICULO ESPECIAL
Aspectos a tomar en cuenta ante sospechas de enfermedad celíaca
Si te reenviaron este boletin, y quieres suscribirte gratuitamente, haz click sobre el boton
Me suscribo al Boletin de Centro Ayurveda

Recomienda este boletin
Recomienda este boletin y gana un libro digital de Marcus de Oliveira
 

.
Recibe una cordial bienvenida al Boletin de Centro Ayurveda
SI ERES MÉDICO GENERAL, TE SEGUIMOS ESPERANDO
 

Quiero volver a tomar el tema del crecimiento que Centro Ayurveda México está teniendo e informarte que continuamos con la ampliación de nuestras instalaciones en las que próximamente te ofreceremos:

AYURVEDA HEALTH RETREAT & SPA

Mientras tanto esto se va dando, te reitero mi invitación si eres Médico General titulado con cédula profesional y te interesa desarrollarte en esta área de la medicina alternativa. Tenemos disponible una posición que reporta directamente a la Dirección General. Te requerimos sólo dos o tres días seguidos a la semana, por lo que es una oportunidad excepcional para complementar tu práctica médica actual, sin tener que dejarla.

Ve la invitación directamente y el ofrecimiento del puesto en este enlace.

Por otra parte, en esta ocasión cedo la palabra en los textos de este Boletín a mi socia (en varios sentidos), la Dra. Dulce María Hernández, quien quiere compartirte dos textos al respecto de las alergias alimenticias, generadas sobre todo por la cada vez más conocida enfermedad celíaca.

Como siempre, ella y yo estamos a tus órdenes en Centro Ayurveda México. Contáctanos, queremos ayudarte a disfrutar tu riqueza con salud, la mejor salud posible.

Un abrazo cordial,
Marcus de Oliveira, D. Ay.
Director
Centro Ayurveda México
Tel. Cuernavaca: 01-777-119-1115
Cd. de México: 0155-5689-6262
Dirección de email
 

.
Articulo Principal
ALERGIAS ALIMENTICIAS:
TRANSTORNO MODERNO, SILENCIOSO, PROGRESIVO Y MORTAL,
por Dulce María Hernández de Teles, D. Ay.
 

Recientes estudios aseguran que las alergias alimenticias entre la población infantil y adulta se han duplicado en los últimos diez años, principalmente con la intolerancia al gluten que es la causa de la enfermedad celiaca. 

La enfermedad celíaca (también llamada enteropatía por gluten, celiaquía, sprue celiaco o intolerancia al gluten) es un trastorno poco común causado por intolerancia al gluten, un componente del trigo, el centeno, la cebada y la avena (la avena, si es tratada en molino de trigo, o sea todos los panes y pastas que la contengan). Se calcula que en Estados Unidos una persona de cada cinco mil sufre de esta enfermedad.

En México aun es menor la incidencia pero va en aumento día con día.

Los esfuerzos realizados por Celíacos de México siguen dando frutos y ahora debemos agradecer a Juan Gerardo Reyes y Consuelo Contreras, director y editor del suplemento de Salud del Diario Milenio, que dio a conocer a través de articulos sobre  la enfermedad celíaca en México que “pone en peligro la vida” y es “totalmente desconocida”.

El gluten contiene una proteína llamada alfa-gliadina. En las personas que tienen enfermedad celiaca, esta proteína produce una reacción en la mucosa que recubre el intestino. La vellosidad que recubre el intestino delgado sufre daño y destrucción, lo cual afecta a la capacidad del organismo de absorber nutrientes vitales. La mala absorción se convierte en un problema grave y la pérdida de vitaminas, minerales y calorías conduce a la mala nutrición, a pesar de una dieta adecuada. La diarrea complica aún más el problema. Como la enfermedad celíaca altera la digestión, pueden desarrollarse alergias a algunos alimentos.

La enfermedad celíaca afecta tanto a los adultos como a los niños y puede presentarse a cualquier edad. Suele aparecer cuando al niño se le dan cereales por primera vez, alrededor de los tres o cuatro meses de edad. Los primeros síntomas son diarrea, pérdida de peso y deficiencias nutricionales, como anemia. Otros síntomas son náuseas, inflamación abdominal; deposiciones abundantes, fétidas y a menudo pálidas y/o ligeramente amarillosas que flotan; depresión, fatiga, irritabilidad, calambres musculares y pérdida muscular, y dolor en las articulaciones y/o en los huesos.

Los infantes y los niños pueden presentar problemas de crecimiento, vómito e intenso escozor en la piel, al igual que una erupción cutánea roja y pruriginosa llamada dermatitis herpetiforme. Los bebés que tienen enfermedad celíaca suelen perder peso o aumentar de peso más lentamente de lo normal. Los infantes pueden presentar inapetencia, gases y deposiciones fétidas. Además, se ven anémicos y mal nutridos, y se le pueden desarrollar úlceras en la boca.

Como ésta es una enfermedad muy poco frecuente y muchos médicos no conocen la diversidad de síntomas que se relacionan con la intolerancia al gluten, a menudo diagnostican mal la enfermedad celiaca. Por ejemplo, se suele diagnosticar de forma equivocada como síndrome de intestino irritable o como colon espástico. Incluso ha habido casos de médicos incapaces de diagnosticar la enfermedad que han remitido sus pacientes a consulta siquiátrica. Muchas personas deben esperar largo tiempo antes de obtener un diagnóstico correcto, y no es raro que ellas mismas faciliten su diagnóstico gracias a que han oído o leído cosas que les han permitido identificar su propia enfermedad. Sin embargo, cuando no se trata, la enfermedad celíaca se vuelve grave y pone en peligro la vida del paciente. 

Algunas de las dolencias que pueden complicar a largo plazo la enfermedad celíaca son: enfermedad de los huesos, alteración de los sistemas nerviosos central y periférico, hemorragia interna, enfermedad del páncreas, infertilidad, aborto espontáneo y trastornos ginecológicos. La enfermedad celíaca también aumenta el riesgo de desarrollar linfoma intestinal y otros crecimientos malignos en el intestino. Algunos trastornos auto inmunes se han asociado con esta enfermedad, entre ellos dermatitis herpetiforme, enfermedad renal (nefrosis), sarcoidosis (formación de lesiones en los pulmones, los huesos, la piel y otros órganos), diabetes mellitus dependiente de la insulina, lupus eritematoso sistémico, enfermedad de la tiroides y, pocas veces, hepatitis activa crónica, esclerodermia, miastenia gravis, enfermedad de Addison, artritis reumatoide y síndrome de Sjogren.
 
 

NOTA: La persona interesada en mayor información sobre tratamientos ayurvédicos, retiros de sanación Panchakarma y el Diplomado en Ayurveda, puede contactarnos en:
http://www.AyurvedaTotal.com
llámanos al 0155-5689-6262
o escríbenos a esta dirección de email
.
.
.
Articulo Especial
ASPECTOS A TOMAR EN CUENTA ANTE SOSPECHAS DE ENFERMEDAD CELÍACA,
por Dulce María Hernández de Teles, D. Ay.
 

Cuando se sospeche que existe enfermedad celíaca avanzada, una biopsia intestinal permite hacer un diagnóstico definitivo. Solo en casos avanzados, la biopsia es un proceso que se debe evitar. El estudio para saber si se es alérgico a algún alimento puede ser hecho en laboratorio clínico especial.

Cuando a un niño se le llena el cuerpo de vesículas y úlceras se le deben hacer exámenes para determinar si se trata de enfermedad celiaca.

Martin F. Kagnoff, M.O., de la Universidad de California en San Diego, afirma que la herencia es un factor crucial en el desarrollo de esta enfermedad. También sostiene que el esprúe a veces se contrae en la infancia pero se desvanece en la adolescencia, y que en algunos casos vuelve a aparecer en la tercera o cuarta década de la vida. Entre los factores que pueden desencadenar la enfermedad celíaca están estrés emocional, trauma físico, infección viral, embarazo o cirugía.

La deficiencia de vitamina K producida por la enfermedad celíaca puede conducir a hipoprotrombinemia (falta de factores de coagulación en la sangre). Las bacterias “amigables” del intestino producen una forma de vitamina K; otra forma de vitamina K se encuentra en algunos alimentos, especialmente en vegetales hojosos, alfalfa, tomate, fresa, granos enteros y yogur. Las bacterias del yogur y el acidophilus ayudan a restablecer la flora intestinal necesaria para la producción de vitamina K.

Un informe publicado en la revista médica inglesa The Lancet se refirió a una posible relación entre la enfermedad celíaca y la epilepsia. Teorías sobre la relación entre las dos enfermedades postulan que el gluten del trigo produce sustancias parecidas a las endorfinas que podrían afectar al metabolismo cerebral, según esta revista. Otra posibilidad es que la enfermedad celíaca aumente la permeabilidad intestinal, lo que a su vez facilita la absorción de sustancias que podrían afectar a la química del cerebro.

Por la deficiencia de lactasa (enzima producida en el intestino delgado, que juega un papel vital en el desdoblamiento de la lactosa) que produce la enfermedad celiaca, puede ser necesario retirar de la dieta la leche y los productos a base de leche. (menos la leche Masala, formula hindú de leche con especias que es un antídoto a la misma; nosotros la tenemos en Centro Ayurveda).

Se ha observado que la esquizofrenia es más frecuente entre personas que sufren de enfermedad celiaca.

No hay tratamiento específico para esta afección, sino que el manejo de la enfermedad pasa por evitar el alérgeno y tratar los síntomas. Por ello, es importante conocer las manifestaciones más habituales de una reacción alérgica a un alimento, que son sobre todo cutáneas, en especial urticaria y angioedema (hinchazón), justo después de su consumo. También se pueden registrar síntomas digestivos (náuseas, vómitos, cansancio, diarrea, dolor abdominal) y, aunque con menos frecuencia, se describen casos de rinitis y asma.

El diagnóstico de alergia a alimentos puede ser complicado, entre otras cosas, debido a las reacciones no alérgicas, conocidas como intolerancias alimenticias (hipersensibilidad alimentaria no alérgica), que a menudo se clasifican como alergias. También pueden interferir en el correcto diagnóstico los denominados test de sensibilidad alimentaria, basados en análisis de sangre y utilizados como pruebas diagnósticas para la detección de posibles alergias e intolerancias alimenticias, así como para tratar la obesidad y muchos trastornos más. No obstante, la comunidad científica no ha validado ni estas pruebas, ni los tratamientos dietéticos que se pautan a raíz de sus resultados.

Con el fin de minimizar los riesgos de alergia, es habitual recomendar retrasar la incorporación de determinados alimentos (pescado, trigo, huevos o fresas, entre otros) en la dieta de los lactantes. Según las evidencias científicas actuales, no hace falta retrasar los alimentos potencialmente alergénicos más allá de los seis meses, incluso en bebés con riesgo de desarrollar alergia, ni tampoco son necesarias dietas de exclusión en el embarazo y la lactancia.

Al hablar de alergia a un alimento, se ha de tener presente que se establecen familias de alimentos “alergizantes” que pueden provocar reacciones alérgicas en personas sensibles. Es decir, una persona con alergia a la leche de vaca presenta mayor sensibilización hacia la carne de vacuno (ternera, buey). Quien es alérgico al chocolate lo puede ser también al cacao y a la bebida de cola. En la familia de los guisantes se incluyen además de dicha legumbre, cacahuetes, judías secas, regaliz y goma tragacanto (E-413). A la familia de la rosa pertenecen fresas, frambuesas, moras, zarzamoras y otras variedades de frambuesa.

Hasta el momento, las dietas de exclusión absoluta del alimento problemático son el tratamiento más prescrito por ser el más seguro. No obstante, la dificultad de su puesta en práctica es un escollo en su consecución. Una persona con alergia al huevo no puede llevar una vida alimentaria normal ya que el ingrediente dañino puede estar tanto a la vista como oculto tras el más insospechado de los aperitivos, salsas y hasta en algunos vinos clarificados con clara de huevo.

Las alergias alimentarias pueden ser mitigadas desde varias direcciones al mismo tiempo. Se requiere un tratamiento integral, incluyendo la eliminación de los alérgenos, el fortalecimiento de los pacientes, la nutrición y la modificación de la respuesta inmunológica de los pacientes. Una alergia alimentaria es un gran problema individual, como las causas de la alergia a los alimentos pueden variar enormemente de persona a persona. Es, por tanto, requiere la participación activa del paciente en el tratamiento de alergias tales.

Las dietas especiales que son ricas en vitamina C pueden ser muy beneficiosas en el tratamiento de las alergias a los alimentos, ya que la vitamina C es un suplemento anti-alérgico. Las toxinas deben ser estrictamente evitadas de las dietas. Jugos vegetales, las sales de mar sin refinar también son útiles para mejorar la tolerancia a los alimentos.

Los remedios naturales que ofrece el Ayurveda también pueden ser muy eficaces en el tratamiento de las alergias alimentarias. Uno de sus productos es la hierba Gudhuchi  y el Amalaki que son potentes anti-oxidante naturales. El Amalaki es considerado eficaz en alergias, anemia, frío y gripe, estreñimiento, diabetes, desórdenes digestivos y problemas del hígado, dispepsia, úlcera péptica, debilidad general, estreñimiento, hipercolesterolemia, fiebre... Elimina las toxinas del cuerpo y fortalece el sistema inmunológico por su alto valor en vitamina C, para iniciar la resistencia contra todo tipo de alergias. Este suplemento a base de hierbas aumenta el equilibrio natural del cuerpo, mejorando la digestión y la capacidad natural de curación del cuerpo. Debe deshacerse de sus temores y ansiedades relacionados con las alergias por el fortalecimiento del sistema inmunológico de su cuerpo, naturalmente, a través de la gama cada vez más eficaz de los recursos naturales y suplementos herbales de Ayurveda.

En primer lugar es imprescindible llevar a cabo unas estrictas normas para evitar tener contacto con el ingrediente dañino, y por tanto deben excluirse de la dieta varios alimentos, entre los que se encuentran:

  • Dulces: merengues, helados, batidos, turrones, flanes, cremas, caramelos y golosinas. 
  • Productos de pastelería y bollería: bizcochos, magdalenas, galletas, pasteles... 
  • Hojaldres, empanadas y empanadillas con cubierta brillante. 
  • Sopas: consomés, salsas como la mayonesa, algunas margarinas, gelatinas 
  • Diversos cereales de desayuno. 
  • Pasta al huevo y rebozados. 
  • Embutidos: fiambres, embutidos, salchichas y patés. 
  • Cafés con crema sobrenadante (capuccino) y algunos vinos que estén clarificados con clara de huevo.
Algunos pacientes muy sensibles pueden reaccionar con pequeñas cantidades de proteínas de huevo presentes en alimentos elaborados y que pueden figurar en las etiquetas como albúmina, coagulante, emulsificante, globulina, lecitina (salvo que se indique que es de soya), livetina, lisozima, ovoalbúmina, ovomucina, ovomucoide, ovovitelina, vitelina, luteína (pigmento amarillo), E-161b (luteína), E-322 (lecitina) y E-1105 (lisozima).


Recomendamos también leer el libro de Marcus de Oliveira, D. Ay.: Vademécum de Ayurveda para el Bienestar.

Disfruta de los mejores resultados posibles. "Disfruta tu riqueza con salud."
 

ACERCA DE LA AUTORA DE ESTOS TEXTOS

Dulce María Hernández de Teles, D. Ay.
es Fundadora, junto con su esposo,
de Centro Ayurveda, un Centro de
Sanación Integral con sede en las
ciudades de Cuernavaca y México, D.F.

Se le puede contactar en su
dirección de email haciendo click aquí

 

Ayurveda
 
Diseño, envío y administración por ContactoContinuo.com.
Si deseas estar en contacto con un boletín similar a éste (pero con tu imagen, contenidos y datos) con todos tus clientes y prospectos, mes a mes, sin que tú te preocupes por los detalles, visítanos aquí.